Capricho


Sábado fue, y capricho el beso dado,

capricho de varón, audaz y fino,

mas fue dulce el capricho masculino

a este mi corazón, lobezno alado.

No es que crea, no creo, si inclinado

sobre mis manos te sentí divino,

y me embriagué. Comprendo que este vino

no es para mí, mas juega y rueda el dado.

Yo soy esa mujer que vive alerta,

tú el tremendo varón que se despierta

en un torrente que se ensancha en río,

y más se encrespa mientras corre y poda.

Ah, me resisto, mas me tiene toda,

tú, que nunca serás del todo mío.

3 comentarios:

  1. Muy buenos..
    el capricho intenso de la tentación de ser siempre el que ama..


    un gusto inmenso
    besos

    saludos fraternos con mucho cariño
    un abrazo inmenso

    que tengas un buen sin de semana

    ResponderEliminar
  2. mmmmmmmmmmmmmm ... waaaaaaaoooo!! me encantó el poemaaa!! seeee!! he de leer los demas!! escrime excelente!! ... gracias por hacernos recordar q excisten poetizas tan completas en el sentido de la expresion del sentimiento que no conocemos, pero con son taaannn perfectas!!

    hermoso poema de alfonsina storni!

    gracias por compartirlo!! ... cdtm

    ResponderEliminar
  3. muy interesante, esta muy profundo, felicidades, esta muy bello tu blig..
    te invito a pasar por mi blog, para que te enteres de lo que hay por alla

    ResponderEliminar