Oye


Yo seré a tu lado,

silencio, silencio,

perfume, perfume,

no sabré pensar,

no tendré palabras,

no tendré deseos,

sólo sabré amar.


Cuando el agua caiga monótona y triste

buscaré tu pecho para acurrucar

este peso enorme que llevo en el alma

y no sé explicar.


Te pediré entonces tu lástima, amado,

para que mis ojos se den a llorar silenciosamente,

como el agua cae sobre la ciudad.


Y una noche triste, cuando no me quieras,

secaré los ojos y me iré a bogar

por los mares negros que tiene la muerte,

para nunca más.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! ¿Cómo estás? La poesía de Storni muestra una gran melancolía.

    Me ha gustado mucho este poema, aunque refleje tanto dolor contenido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola, me encanta aterrizar aquí, para empaparme de las palabras de Alfonsina.
    Gracias por el lindo trabajo que haces... ya no recuerdo cómo entré aquí, hace un tiempo, pero me sentí muy bien y te enlacé a mi blog.

    Cariños

    ResponderEliminar